HISTORIA VASCOS
ALAVA-GUIPUZCOA-VIZCAYA | PREBOSTES VASCOS | LOS AGOTES y VASCOS | ONOMASTICA y VASCOS | PESTES de 1348 y 1646 y VASCOS | JUEGOS RURALES | JUDIOS VASCOS | INDUSTRIA y VASCOS | CHAPELA y VASCOS | MACHINADAS y VASCOS | CONQUISTA ARABE y VASCOS | VISIGODOS-FRANCOS y VASCOS | GASCONES- VIKINGOS y VASCOS | ZUBEROA-BAJA NAVARRA y VASCOS | VASCOS ESCLAVISTAS | Enlaces | HISTORIA VASCOS | CRONOLOGIA y VASCOS | SEÑORÍOS PAMPLONES y AQUITANO | INICIOS y VASCOS | NAVARRA y el DUCADO DE VASCONIA | IDIOMA y VASCOS | MARINOS VASCOS | ORIGEN DE LOS VASCOS | CARLISMO y POSTCARLISMO | BANDERIZOS | LIMPIEZA DE SANGRE y VASCOS | BATALLAS EN NAVARRA y VASCOS | MITOLOGIA y VASCOS | CONTEXTOS COETANEOS y VASCOS | TEMAS VARIOS y VASCOS || BIOLOGIA y VASCOS || ILUSTRADOS VASCOS | RECONQUISTA y VASCOS | | CELTIBEROS y VASCOS | LIBERALES DEL XVIII y VASCOS | EL TURCO | ALBION | ESPADONES y VASCOS | TRES SINGULARIDADES y VASCOS | ALMOGAVARES | El PROGRE JELTZALE | FANTASÍAS SOBRE VASCONIA | AITOR | DISCURSO de UNAMUNO en 1931 | DENOMINACIÓN EUSKADI | EUSKERA y CATALÁN en la DICTADURA



CONTEXTOS COETANEOS y VASCOS
Oviedo, Jaca, León, Astorga, Lugo, Pamplona, Gerona o Barcelona no podían compararse con ninguna ciudad de Al Andalus.La jerarquía eclesiástica mantiene un control rígido sobre la cultura transmitida por romanos y visigodos, y sólo en los monasterios se refugia el SABER. A comienzos del año 1.031 cae el Califato, dividiéndose en reinos de taifas. Mientras la caballería pesada y las tácticas militares de los guerreros del Norte van expandiendo sus territorios. Los reinos cristianos pactaban con reinos musulmanes alianzas contra otros musulmanes e incluso contra otros cristianos, a cambio DE PARIAS o cobro en oro.

Historia vascos-morro puerto
INDICE DE LA PÁGINA

En el 800: La Europa de Carlomagno


Años 1.000:Reinos Hispanos

Eje Catalano-Aragonés

Almogovares :Origen y acciones guerreras
Año 900 :Abate Picaud


 photo plaza francesa_zpssfbm4tov.jpg

EN EL AÑO 800: LA EUROPA DE CARLOMAGNO


Los recién llegados vinieron por tres direcciones y extendieron el TERROR por toda Europa.
1) Los nómadas MAGIARES llegaron desde las estepas asiáticas del este (la región que hoy engloba Kazajstán y el suroeste de Rusia) y acabaron por asentarse en Hungría y convertirse al cristianismo.
2) Los piratas MUSULMANES atacaron toda la costa europea desde sus bases al sur del Mediterráneo.

3) Los vikingos eran navegantes sin tierra, guerreros daneses, suecos y noruegos que buscaban fama y fortuna en el pillaje, el comercio o la extorsión de las aterradas poblaciones costeras de las islas Británicas y el continente.
Algunos de estos vikingos se asentaron finalmente y se mezclaron con las poblaciones locales. Por ejemplo, fundaron Dublín en Irlanda, colonizaron Islandia, exploraron Groenlandia, establecieron su dominio en el este de Inglaterra, fundaron Normandía en el norte de Francia y la dinastía de Kíev en Rusia.
Europa se fragmentó en un principio a consecuencia de estos ataques. Cada región desarrolló nuevas alianzas e identidades.
El antiguo Imperio de los Carolingios se partió en dos regiones, una francoparlante y otra germanoparlante, como resulta evidente en los Juramentos de Estrasburgo del 842.
Un año después, el Tratado de Verdún dividía el Imperio de Carlomagno en tres reinos, que más tarde se fragmentaron en principados locales.
En GERMANÍA, esos ducados independientes terminaron enfrentándose con la ascendiente dinastía Otónida, que pretendía heredar la corona imperial de Carlomagno.
En FRANCIA, los duques y condes locales se impusieron a la monarquía cultivando las particularidades locales, como en Normandía y en Borgoña.
Mientras que muchos reinos se desintegraron, en Inglaterra los reinos previamente independientes comenzaron a unificarse bajo el rey de Wessex, Alfredo el Grande, que reinó desde el 871 hasta el 899.
Tras vencer decisivamente al caudillo danés Guthrum, Alfredo negoció un tratado que establecía leyes y fronteras para el dominio de los daneses en el nordeste de Inglaterra, el Danelaw. Alfredo apadrinó incluso a Guthrum en su bautizo cristiano, que simbolizó la integración de los vikingos en Inglaterra.
A pesar de las fracturas y la reorganización que causaron los nuevos invasores, la identidad europea no se disolvió. Por el contrario, los mismos factores culturales que habían llevado a la formación de los reinos bárbaros (la síntesis de grupos romanos, cristianos y nómadas) contribuyeron a la construcción de una identidad europea compartida.
El modelo de relaciones sociales germano-cristianas en la primera edad media estaba basado en el concepto de familia. Los lazos personales y jerárquicos de lealtad y protección, como los del los antiguos caudillos germanos y sus huestes, organizaban la familia altomedieval alrededor de un señor, su esposa, otros parientes, vasallos y criados.
Del mismo modo, desde una perspectiva cristiana, Cristo era el Señor con el creyente como vasallo, leal a la comunidad religiosa. En teoría, existía una estratificación múltiple y armoniosa: los que luchaban (la aristocracia guerrera), los que rezaban (el clero) y los que trabajaban (el campesinado).
Al igual que Dios reinaba sobre varias categorías de ángeles, la nobleza se organizaba en relaciones de vasallaje, con el rey en la cúspide inmediatamente debajo de Dios.
En la base estaba el campesinado, trabajando las tierras señoriales. Los monasterios, nutridos por los que se dedicaban a una vida de oración, encarnaban el entorno religioso ideal, en teoría sin diferencias de rango. La Iglesia, en cambio, tenía una jerarquía formada por el papa, los obispos y los sacerdotes que representaban la autoridad de Dios en el mundo.
Sin embargo, en realidad la identidad local y los lazos personales eran más fuertes. Los aristócratas competían entre sí y a menudo chocaban con la autoridad real. Los obispos, abades y abadesas, pertenecientes a la nobleza propietaria, administraban grandes latifundios y mantenía vínculos más estrechos con los nobles locales que con el distante papado.
El típico cura rural, a menudo casado, era en general escasamente más letrado que sus feligreses campesinos y, como ellos, prestaba servicio, al señor feudal que le pagaba el sueldo.
Estas comunidades autosuficientes (un monasterio, el cabildo catedralicio de un obispo, un señorío laico, una corte real) funcionaban como una familia extendida, organizada en función del rango de cada uno y unida por la lealtad y obediencia al jefe de la comunidad.

Tales familias, como escenarios de la vida cotidiana a través de la dependencia mutua, eran microcosmos de la estructura del universo: se aprendía el orden divino de las cosas a partir de la experiencia de la comunidad.

 photo AURILLAC_zpsnxghhv86.jpg
Hitos intelectuales y artísticos

A medida que cambiaba el panorama político de Europa, apareció una nueva cultura artística e intelectual. La literatura, el saber y las artes participaron de la misma fusión de las tradiciones romanas, cristianas, célticas y germanas.
De hecho, una sutil línea de transmisión cultural desde los reinos bárbaros del final de la edad antigua y el mundo celta atravesó los siglos, animada por renacimientos periódicos.
Estos revivals incluyen el renacimiento céltico del siglo VIII en el reino anglosajón de Northumbria, el renacimiento carolingio en el siglo IX, las reformas de Alfredo el Grande y sus sucesores en los siglos IX y X en Inglaterra y el renacimiento Otónida en Germania en el siglo X.
Estos renacimientos produjeron una cultura artística profundamente espiritual que se expresaba en manuscritos profusamente ilustrados, monumentos con intrincados relieves e interiores de iglesia y altares de elaborada decoración.
Los monasterios de Northumbria, fundados por monjes irlandeses en tiempos de Beda el Venerable, preservaron la cultura escrita y el arte del miniado que evocaba los estilos celta y germano.

Los textos bíblicos y los comentarios clásicos, tanto en latín como en lengua vernácula, se decoraban con motivos geométricos muy elaborados, así como con entrelazados vegetales y cabezas de animales.
Carlomagno atrajo a su corte al northumbrio Alcuino de York para que revitalizara la educación y la cultura carolingias. Para llevar a cabo esta misión, ALCUINO editó una cuidada versión de la Biblia e inventó una caligrafía muy legible, la minúscula carolina, que se convirtió en la base de la moderna tipografía.
Para que la cultura fuera más accesible, el rey Alfredo animó a que se escribiera en anglosajón además de en latín. El resultado fue un rico legado de traducciones bíblicas, sermones, hagiografías y poemas.
Entre la protección regia en la corte, las escuelas eclesiásticas y los scriptoria monásticos, la literatura y el saber cristiano-romano no sólo se preservaron a lo largo de la primera edad media, sino que en ciertas épocas y lugares, florecieron de manera extraordinariamente novedosa.
El filósofo del siglo IX Juan ESCOTO Eriúgena, un irlandés miembro de la corte Carolingia que sabía griego y latín, resucitó la filosofía neoplatónica.
En Germania, durante los reinados de Otón II y Otón III, el cortesano GERBERTO de AURILLAC (futuro papa Silvestre II), dio a conocer la ciencia hispanomusulmana, mientras que la culta monja benedictina Hrosvitha de Gandersheim escribió poemas y obras de teatro imitando el estilo clásico grecorromano.
La cultura germano-cristiana dio a luz una visión del mundo holística que presentaba a la naturaleza imbuida de presencias espirituales.
Según esto, la naturaleza era misteriosa pero tenía un orden propio que era el establecido por el Creador.

Por ejemplo, se podía relacionar las mareas y las estaciones con los fenómenos celestes mediante el estudio cuidadoso del firmamento, que ponía de manifiesto el orden de la creación divina, pero las invasiones y las malas cosechas indicaban la necesidad de la reforma moral o la renovación espiritual.
Antiguos cánticos y oraciones cristianas activaban las propiedades medicinales de las hierbas de la misma manera que las palabras del sacerdote en la misa convertían el pan y el vino en el cuerpo y la sangre de Cristo. El folclore germano se mezclo con la cosmología cristiana de mil maneras para producir una manera de vivir flexible y dinámica.
vascos CICLISTAS DONOSTIARRAS

AÑOS 1.000 : LOS PRIMEROS REINOS INDEPENDIENTES




Considerado el castellano un latín mal hablado por norteños (navarros) llegará a reyes, poetas y países del otro lado del Océano. Oviedo, Jaca, León, Astorga, Lugo, Pamplona, Gerona o Barcelona no podían compararse con ninguna ciudad de Al Andalus. La jerarquía eclesiástica mantiene un control rígido sobre la cultura transmitida por romanos y visigodos, y sólo en los monasterios se refugia el SABER.
A comienzos del año 1.031 cae el Califato, dividiéndose en reinos de taifas. Mientras la caballería pesada y las tácticas militares de los guerreros del Norte van expandiendo sus territorios.
Los reinos cristianos pactaban con reinos musulmanes alianzas contra otros musulmanes e incluso contra otros cristianos, a cambio DE PARIAS o cobro en oro. Gracias a estas parias, SANCHO III el Mayor (1.000 a 1035) hizo de NAVARRA el primer gran Estado cristiano. El monarca navarro se apoderó de Castilla , Aragón y León, e incluso obtuvo el vasallaje del Conde Barcelona (sometido hasta entonces a los Francos).
A su muerte, Sancho divide los territorios entre sus hijos creando los Reinos de Castilla, Aragón y León, además de Navarra. Su hijo Fernando I de Castilla extiende su influencia a los taifas de Zaragoza, Badajoz, Sevilla y Toledo. Las tropas navarras del otro hijo de Sancho se estrellan contra el ejército castellano, y asimismo logra Fernando que León se someta a Castilla tras la batalla de Tamaron en el año 1.037.

Durante el siglo XI tanto Sancho de Navarra como sus sucesores potencian el Camino de Santiago como vía de intercambios culturales con Europa. Los peregrinos traen nuevas ideas, modernos lenguajes artísticos y cambios eclesiásticos. Los monjes de CLUNY introducen el románico francés en la arquitectura de Silos o de Santiago.
A la muerte de Fernando I (primer rey castellano e hijo del navarro Sancho III) en 1065, sus hijos entran en guerra sucesoria y tras el asesinato de Sancho II en las muralla de Zamora.

ALFONSO VI unifica Castilla con la ayuda de su hermana Urraca. Alfonso VI extendió su influencia a La Rioja, Álava, Vizcaya y Guipúzcoa y utilizó todos sus esfuerzos en conquistar el Sur musulmán, en donde se hallaban la riqueza y la cultura.

En el año 1.085 ARAGON absorbe el reyno navarro, conquista Barbastro y toma Cuenca.. Es el fin de Navarra hasta el siglo siguiente en que recupera su independencia pero siempre ya sometido a la preponderancia de Castilla y Aragón.

En 1.086 los ejércitos norteafricanos del almorábide Yusuf cruzan el estrecho y toman Granada, Córdoba, Badajoz y Zaragoza.

A la muerte del rey navarro-aragonés , su hijo Alfonso El Batallador prosigue su avance contra los almorabides y toma Zaragoza y se presenta a las puertas de Córdoba. Deja en su testamento como heredero a la Orden del Temple.

Ante lo cual, NAVARRA aprovecha y se independiza. Alfonso VII de Castilla se impone sobre sus homónimos de Aragón y Navarra y se proclama Emperador de toda España.

Una nueva oleada de norteafricanos, los ALMOHADES, se apodera de los reinos de taifas islámicos.1.212 : La Batalla de las Navas de Tolosa.

Soldados de las tierras de Castilla, Navarra y Aragón se unen en Despañaperros en la zona llamada de Navas de Tolosa y al frente de Alfonso VIII de Castilla derrotan a los almohades. Ello supone poner en manos de los nobles cristianos de los tres reinos ricas tierras y latifundios del mundo islámico.

Sin embargo sólo quedan dos reinos protagonistas : CASTILLA y ARAGÓN.

Castilla fundida con León en la persona de Fernando III une a su territorio las provincias de GUIPUZCOA, VIZCAYA y ALAVA.

Jaime I de Aragón se apodera de Mallorca, Valencia y Baleares.




Historia vascos-codice calistinux
Siglo IX : ABATE PICAUD DESCRIBE A LOS VASCOS

El Abate Picaud describe en el siglo XI la comarca de los vascos curiosamente NO COMO UN ESTADO sino como tributarios del Rey de Aragón con unas características "muy peculiares"...

"El Camino de Santiago pasa por un monte muy alto, denominado Port de Cize, bien por ser la puerta de España, o porque por ese monte se transportan las mercancías de un país a otro.
Tiene ocho millas de subida y otras ocho de bajada; su altura, en efecto, es tanta que parece que toca el cielo.
A quien lo sube le parece que puede palpar el cielo con su propia mano. Desde su cumbre puede verse el mar británico y occidental, así como los confines de tres regiones: Castilla, Aragón y Francia.
En la cima de este monte hay un lugar llamado la Cruz de Carlomagno, porque en él, en tiempos pasados, Carlomagno se abrió camino con hachas, piquetas, azadas y otras herramientas, cuando, al frente de sus ejércitos, se dirigía a España.

A continuación alzó figuradamente en alto la cruz del Señor, y doblando las rodillas en dirección a Galicia, elevó sus preces a Dios y a Santiago. Por este motivo, los peregrinos tienen por costumbre hincarse allí de rodillas y orar vueltos hacia la patria de Santiago, y cada uno deja clavada una cruz, estandarte del Señor. Hasta mil se pueden encontrar allí. De ahí que se tenga a éste por el primer lugar de oración a Santiago en el camino.

En ese monte, antes de que el cristianismo se extendiese por todo el territorio español, los impíos vascos tenían por costumbre , a los peregrinos que se dirigían a Santiago, no sólo asaltarlos, sino montarlos como asnos y matarlos.

Junto a este monte, en dirección norte, está el valle llamado Valcarlos, en el que acampó el mismo Carlomagno con sus ejércitos, cuando sus guerreros murieron en Roncesvalles. Por él pasan también muchos peregrinos camino de Santiago cuando no quieren escalar el monte.
A continuación, en la bajada, están el hospital y la iglesia en la que se encuentra el peñasco que el poderosísimo héroe Roldán, con su espada partió por medio de arriba a abajo, de tres golpes.
Viene luego Roncesvalles, el lugar donde tuvo lugar el gran combate en el que perecieron el rey Marsilio, Roldán y Oliveros con otros cuarenta mil combatientes cristianos cogidos por la espalda por vascos y sarracenos.

Pasado este valle, viene la tierra de los vasconavarros, rica en pan, vino, leche y ganados. Vasconavarros tienen características semejantes en las comidas, el vestido y la lengua, pero los vascofranceses son de rostro más blanco que los navarros.

"Los vascos se visten con ropas negras y cortas hasta las rodillas y usan un tipo de calzado que llaman abarcas, hechas de cuero con el pelo sin curtir, atadas al pie con correas y que sólo envuelven las plantas de los pies, dejando al descubierto el resto.

"Gastan, en cambio, unos mantos negros de lana que les llegan hasta los codos, con orla, parecidos a un capote, y a los que llaman sayas.
Como se ve, visten mal, lo mismo que comen y beben también mal, pues en casa de un vasco se tiene la costumbre de comer toda la familia, lo mismo el criado que el amo, la sirvienta que la señora, mezclando todos los platos en una sola cazuela, y nada de cucharas, sino con las propias manos, y beben todos del mismo jarro.

"Y oyéndoles hablar, te recuerdan los ladridos de los perros, por lo bárbaro de su lengua.
"A Dios le llaman urcia; a la Madre de Dios, andrea Maria; al pan, orgui; al vino, ardum; a la carne, aragui; al pescado, araign; a la casa, echea; al dueño de la casa, iaona; a la señora, andrea; a la iglesia, elicera; al sacerdote, belaterra, que significa bella tierra; al trigo, gari; al agua, uric; al rey, ereguia; y a Santiago, iaona domne iacue.
"Son un pueblo bárbaro, diferente de todos los demás en sus costumbres y naturaleza, colmado de maldades, de color negro, de aspecto innoble, malvados, perversos, pérfidos, desleales, lujuriosos, borrachos, agresivos, feroces y salvajes, desalmados y réprobos, impíos y rudos, crueles y pendencieros, desprovistos de cualquier virtud y enseñados a todos los vicios e iniquidades, parejos en maldad a los Getas y a los moros o sarracenos y enemigos frontales de nuestra nación gala.

"Por una miserable moneda un vasco liquida, como pueda, a un francés. En alguna de sus comarcas, en Vizcaya o Alava por ejemplo, los vascos, mientras se calientan, se enseñan sus partes, el hombre a la mujer y la mujer al hombre.

"Además, los vascos fornican incestuosamente al ganado. Y cuentan también que el vasco coloca en las ancas de su mula o de su yegua una protección, para que no las pueda acceder más que él.
Además, da lujuriosos besos a la vulva de su mujer y de su mula. Por todo ello, las personas con formación no pueden por menos de reprobar a los vascos.


EJE CATALANO-ARAGONÉS

 photo soldados_zpsbwt8lezs.png

Los núcleos hispanocristianos que se apoyaron en el Pirineo durante el Alto Medievo -del reino vascón de Navarra a Occidente a los condados de la primitiva Cataluña en Oriente- experimentaran en los siglos siguientes una serie de reajustes políticos.

El hegemónico reino de Navarra perderá importancia paulatinamente en beneficio del eje catalonoaragonés. Este se proyectará primero hacia el Ebro, y, más tarde, hacia el Levante y las islas del Mediterráneo occidental.

En Navarra la muerte del rey García Sánchez en Atapuerca a manos de los castellanoleoneses fue el primer aviso para un prometedor Estado que fue objeto de las ambiciones de sus vecinos aragoneses del Pirineo Central y, a la larga también, de la pujante dinastía Capeto.

Entre 1076 y 1134 NAVARRA unió sus destinos al reino de Aragón y, conjuntamente, ejercieron una fructífera expansión hasta más allá del curso medio del Ebro.

Cuando soltó lazos de sus vecinos, Navarra se convirtió en un pequeño Estado que perdió su salida al mar a manos de Castilla. Apenas consiguió una compensación territorial con una pequeña expansión en Ultrapuertos, al otro lado del Pirineo.

La última dinastía indígena se extingue con la muerte de uno de los combatientes de la jornada de Las Navas de Tolosa: Sancho VII el Fuerte (1234).

Durante algunos años gobernaría una familia de ascendencia francesa: la Casa de Champaña. Su última representante, Juana, casaría con Felipe IV el Hermoso.

Navarra quedaba con ello reducida a la categoría de una mera provincia de los dominios Capeto.

En la Corona catalano-aragonesa, pese a las dificultades sufridas por los condados catalanes a fines del primer milenio -saqueo de Barcelona por Almanzor incluido- la recuperación fue notable desde los primeros años del siglo XI.

La disolución del Califato de Córdoba y el relajamiento de los lazos feudovasalláticos mantenidos hasta entonces con la monarquía francesa colaboraron poderosamente a la afirmación de la primitiva Cataluña. Un siglo después, el conde barcelonés Ramón Berenguer III daba importantes pasos para la restauración de la sede metropolitana de Tarragona.
Para esas fechas, sus vecinos del Pirineo Central habían logrado éxitos notables. El condado de Aragón, elevado a la categoría de reino, se convirtió en la más importante fuerza aglutinadora: Sobrarbe y Ribagorza cayeron sin dificultades en su órbita.

El propio reino de Navarra se unió a Aragón durante los reinados de Sancho Ramírez, Pedro I y Alfonso I el Batallador. Bajo el gobierno de éste, Aragón experimentó una impresionante expansión a costa de los musulmanes del valle del Ebro.
A su muerte sin descendencia, los barones aragoneses eligieron a su hermano Ramiro II el Monje.
Una hija de este -Petronila- casaría con Ramón Berenguer IV de Barcelona. La unión de Cataluña y Aragón se mostró extraordinariamente fructífera.
Con unos intereses a caballo del Pirineo, los primeros monarcas al frente de estos Estados (Alfonso II y Pedro II) mantuvieron una activa política al otro lado de la cordillera.
La derrota de Muret en 1213, sin embargo, marcó el inicio del declive de la presencia catalanoaragonesa en el Languedoc.

vascos BARRA

 photo BAROKA POLIKARPO_zpsg6ke80pv.jpg

contador web
: